Tras la compra venta de palets de madera son muchas las personas que optan por limpiar el palet, bien por mantener una imagen correcta de los productos que una empresa exporta, porque se le da un uso decorativo o simplemente por higiene. Las razones por las que mantener en buen estado, limpio y sin suciedad un palet son muchas.

Sin embargo, en la compra venta de palets de madera nadie piensa en cómo limpiar un palet. ¿Qué consejos debes tener en cuenta para limpiarlos? En esta entrada, se aportan unos cuantos.

En primer lugar, el palet, pese a su uso duradero, es probable que haya pasado por multitud de fábricas y usos. Por este motivo, independientemente de su estado, será necesaria una limpieza. En los casos en los que la madera no esté tan sucia o rota, se recomienda realizar una limpieza básica. Lo que puedes hacer para dejar limpio el palet es usar agua a presión, aunque también el empleo de una manguera es una opción interesante. No obstante, utilizar agua y jabón es la opción más seguida.

En otras ocasiones, el palet sí está más feo. Para este tipo de casos, se recomienda acudir a desinfectantes más especializados. Limpia los palets frotando la superficie con un cepillo mojado en jabón, agua y lejía; es una de las opciones más interesantes. La limpieza se debe realizar tras haber lijado. Además, es vital comprobar que en el palet no existan insectos, por lo que te recomendamos aplicar un insecticida para palets.

¡Ojo! Antes de iniciar la limpieza, toma una serie de precauciones: usa guantes y una mascarilla. Con ello, evitarás exponer a tus manos con las superficies más sucias, además de proteger las vías respiratorias.

Desde Repal - Palets Cuenca, S.L.​ te aportamos los mejores consejos para limpiar un palet. ¡Disfruta de tu palet!