Si estás pensando en cambiar los muebles de tu segunda residencia o de la casa del pueblo pero no dispones de mucho presupuesto, una buena opción es recurrir a buscar madera a una tienda-almacén de venta de palets en Madrid y amueblar parte de la casa con muebles fabricados por ti mismo.

Es curioso cómo la venta de palets en Madrid ha transcendido el sector del transporte de mercancías para emerger en el sector del bricolaje y copar las más altas cotas de éxito en la carpintería del aficionado en los últimos años. Si tienes cierta edad, recordarás el uso que antiguamente se les dio a los palets reutilizándolos para formar el vallado de algunos huertos de zonas semiurbanas en la periferia de las ciudades, junto a somieres de muelles estropeados y otros elementos como puertas de obra.

Sin embargo, hoy en día los usos son mucho más creativos. Hay grandes ideas al respecto en internet para que les eches un vistazo y la ventaja es que no tienes que ser un carpintero especializado, ¡ni mucho menos! Bastará con unas pequeñas nociones en el uso de herramientas manuales básicas y, como mucho, saber manejar una sierra eléctrica caladora o similar, aunque tranquilamente podrías prescindir de este aparato y tirar de un serrucho de toda la vida. La madera de palet suele ser muy blanda y cede con facilidad al corte.

Como elementos de unión puedes usar el tirafondo o la cola de carpintero. Si lo que quieres es un mueble que se pueda mover de lugar, puedes ponerle ruedas. Si lo quieres sujetar a la pared, hay diferentes anclajes en cualquier tienda de bricolaje a tu disposición; también encontrarás un sinfín de herrajes con diferentes aplicaciones.

En Repal - Palets Cuenca, S.L. te animamos a dar rienda suelta a tu lado más creativo y a buscar la solución que mejor se adapte a tu hogar.